jueves, 29 de julio de 2010

Defensas del Organismo 1

Potencia las defensas de tu organismo de manera natural (I)

El sistema inmunológico o inmunitario se encarga de defender nuestro organismo, sobre todo frente a las infecciones bacterianas y víricas. Otra función importante de este sistema es la de neutralizar y destruir las células mutadas o cancerosas.

El buen estado de las defensas de nuestro organismo, directamente relacionado con patologías como la gripe, resfriados, candidiasis sistémicas, herpes, alergias, esclerosis múltiples… depende en gran medida del buen estado de nuestro sistema nervioso y nuestro sistema endocrino (hormonal). Así lo afirma y demuestra la psico-neuro-inmuno-endocrinología, disciplina que se encarga del estudio de las relaciones entre los cuatro sistemas de control del organismo humano: el psicológico, el endocrino, el nervioso y el inmunológico.

Una persona con una actitud positiva y con pensamientos positivos va a tener un sistema inmunológico más fuerte. De ahí la importancia de enfocar este tipo de pensamientos, desechando todo lo negativo (o al menos intentarlo firmemente) que en numerosas ocasiones invade nuestra mente.

Conozco personas que continuamente están quejándose de su trabajo, sus relaciones, su familia. Incluso algunas proclaman a viva voz su odio por el resto de personas, ya que no las soportan, no se soportan a sí mismos en realidad, sienten frustración… Todos hemos pasado (y pasamos) por momentos difíciles, incluso por estas situaciones que hemos mencionado, no debemos juzgar. El hecho es que estas personas en la mayoría de los casos siempre están o bien resfriadas, o con un brote de herpes, dolores de cabeza, cansancio, insomnio, desmotivación, angustia… llegan a dudar de todo, incluído de sí mismos.

Quien no “se ha creado” en alguna ocasión (incluso de manera consciente), casi sin saberlo, un resfriado o malestar porque no le apetecía o tenía miedo de acudir a un encuentro, una cita o un evento (en la mayoría de ocasiones por “compromiso”). El poder de la mente y del pensamiento es muy grande.

Hasta aquí esta breve introducción. No es el objetivo principal de esta entrada el hablar extensamente sobre el sistema inmunológico y sus implicaciones, sino de algunos alimentos y nutrientes naturales que nos ayudan a fortalecerlo:

  • Antioxidantes: Su función es importante para neutralizar los radicales libres, generados por el estrés, el tabaco, las infecciones, la contaminación y la propia actividad de nuestro metabolismo. Selencio, zinc, vitaminas A (provitamina A), C y E, además de los flavonoides son unos excelentes antioxidantes.
  • Proteínas: Sobre todo vegetales, no tienen por qué ser proteínas animales como en algunas fuentes se cita. Los anticuerpos, los cuales luchan contra microorganismos y agentes patógenos, están formados por proteínas.
  • Oligoelementos: Ya hemos mencionado al selenio y el zinc. Además de estos, el hierro, el cobre, el magnesio, entre otros oligoelementos son necesarios para la actividad de las enzimas que sintetizan los anticuerpos. El sésamo, la melaza, el germen de trigo son buenas fuentes de oligoelementos.
  • Frutos cítricos: proporcionan vitamina C y elementos fitoquímicos de tipo flavonoide. Naranja, limón, pomelo, kiwis, toronja son buenas fuentes naturales de vitamina C. Por otra parte, la acerola, el escaramujo, el camu camu, la grosella negra, la guayaba, el pimiento, entre otras frutas y alimentos vegetales son fuentes muy apropiadas también de esta vitamina.
  • Propóleo: Antibiótico natural producido por las abejas, que refuerza también las defensas del organismo.
  • Jalea Real: Es un tonificante general de todas las funciones orgánicas, incluida la de defensa.
  • Ajo: Al igual que el propóleo, es un antibiótico natural y estimulante de las defensas antiinfecciosas.
  • Cebolla: Los compuestos azufrados que forman el aceite esencial de la cebolla ejercen acción antibiótica. Especialmente útil en infecciones respiratorias.
  • Rábano: contiene peróxido difenil glioxal, que tiene una acción viricida y bactericida.
  • Vitaminas del grupo B: La vitamina B6 está relacionada con los niveles de linfocitos T y B y de anticuerpos. Un déficit de ácido pantoténico (vitamina B5) causa inhibición de anticuerpos y síntesis de inmunoglobulinas. El ácido fólico (vitamina B9) está relacionado con la producción de leucocitos y linfocitos. La riboflavina (vitamina B2) y la cobalamina (vitamina B12) son necesarias por su efecto regulador inmunitario. La levadura de cerveza es un complemento natural rico en vitaminas del grupo B.
  • Probióticos: Un desequilibrio en la flora bacteriana se relaciona con una inmunidad deficiente. Los probióticos, los cuales se pueden obtener de alimentos fermentados (chucrut, kefir, miso, yogur…) o de complementos alimenticios adecuados.
  • CONSULTAS GRATIS EN www.terapianatural.cl

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.